CONSTRUIMOS CATEDRALES

El pasado miércoles 25 de febrero, el profesor José Antonio Marina abría el acto de presentación de Human Age Institute en Zaragoza con una anécdota, que él situaba en su Toledo natal, en la época medieval. Un paseante, de esos que practica uno de nuestros deportes favoritos (observar cómo otras personas trabajan), se acercó a varios de los picapedreros que tallaban bloques de piedra en una gran obra, situada en el centro de la población. Fue preguntando a varios de ellos acerca de lo que estaban haciendo.

Sigue leyendo

Anuncios

MANAGEMENT GASTRONÓMICO: EL INNO-BAR

En la empresa deconstruida una de las estancias de mayor importancia, si bien no es necesariamente en la que más tiempo se pasa, es el Inno-Bar. En él, como en toda casa de comidas que se precie, se dan cita algunos de los más influyentes y reputados comensales: los amigos Creatividad, Adaptación, Pensamiento libre y Cambio, quienes a menudo terminan sentándose juntos para disputar unas productivas manos de mus.

Es cierto que en las empresas que no han llegado al nivel deconstruido dichos comensales son igualmente agasajados con toda clase de parabienes, pero a la hora de la verdad nadie les paga la cuenta y, por tanto, suelen durar poco por esos lares, pues a menudo acaban sintiendo que les invitan solo para sacarlos en la foto o mencionarlos en el discurso, y luego que si quieres arroz, Catalina.

Sigue leyendo

EMPRESA CUÁNTICA y EMPRESA CÓMICA (II)

A raíz del anterior post, he podido conocer el trabajo de Michel Henric-Coll sobre física cuántica y comportamientos humanos; la verdad es que, incluso a nivel filosófico, me parece un tema muy interesante, por ejemplo la relación que puede tener la superposición cuántica y el principio de indeterminación (o incertidumbre) con la libertad humana (pero ese es otro asunto, quizás para otro post).

Quiero mencionar también algo que he leído esta semana, no recuerdo dónde, como ejemplo de una potencial empresa cuántica: un directivo proclamaba (supongo que intentando reflejar la implicación que exige de sus empleados) que las personas que trabajen con él tienen que dejarse el alma en el proyecto. No sé si obtendrá o no éxito en esos proyectos, pero lo que parece seguro es que conseguirá formar una empresa llena de desalmados. Sigue leyendo