RSC: ¿MARKETING DEL “BUENISMO”?

Hoy en día casi nadie duda que las empresas tienen responsabilidad social, dado que son un elemento más de la colectividad de la que forman parte.

aportaPero, ¿cuál es esa responsabilidad social de las empresas?. Desde mi punto de vista, dos aspectos definen lo que debería y lo que no debería ser RSC, y vienen determinados por la propia esencia de lo que es una empresa (o de sus fines): una organización humana que, mediante la fabricación o prestación de unos determinados bienes o servicios (que aportan valor a sus clientes), genera riqueza para las personas y entidades que la componen o se relacionan con ella: propietarios, empleados, proveedores, Hacienda, Seguridad Social y otras administraciones públicas; y, a través de estas, para toda la sociedad. Sigue leyendo

FAITHFUL MANAGEMENT

¿Puede tener algo que ver la Fe con la actividad empresarial, o con liderar y dirigir personas?. No me refiero a la fe de los libros de autoayuda (seguridad en uno mismo, autoconfianza, optimismo, etc.) sino a la Fe en Dios, manifestado en su hijo Jesucristo.caminando_sobre_el_agua

Es posible que más de un lector, llegado a este punto, ya haya desconectado, pero si has seguido leyendo te quiero tranquilizar en el sentido de que no pretende ser este post una catequesis ni un intento de hacer proselitismo. Los que me han leído anteriormente pueden hacerse una idea de cómo pienso, pero este blog pretende tener relación con el mundo de la empresa y los RR.HH., por tanto ahora no voy a hacer una excepción yéndome por otros derroteros. Sigue leyendo

UNA CUESTIÓN DE COMPROMISO

En estas fechas veraniegas muchos colegas blogueros se despiden temporalmente de sus lectores hasta que pase la canícula.

Por otro lado, en estos últimos tiempos, uno de los términos dentro del mundo de los RR.HH. más en boga es el del compromiso; la importancia de esta cuestión es enorme, y más en esta época que, o tiramos todos juntos del carro o poco podremos lograr como sociedad. Sigue leyendo

FELICIDAD, RETRIBUCIÓN e INTELIGENCIA COLECTIVA

¿Es malo el dinero?.

Pues lo es tanto como un martillo, con el que se puede clavar una alcayata para colgar un Van Gogh pero también se puede matar de un golpe a una persona. El dinero es una herramienta y como tal es neutro, todo depende de cómo se utilice. Lo que sí es malo es el afán de dinero, la avaricia; de eso lamentablemente como sociedad nos estamos dando meridiana cuenta durante esta terrible crisis que nos atenaza (como individuos ya deberíamos saberlo desde pequeños, pero quizás haya sido justamente ese el problema).

En este post pretendo hacer una propuesta sobre la posibilidad de unir términos que aparentemente tienen poco que ver, como la retribución, la felicidad y la inteligencia colectiva en las organizaciones. Sigue leyendo

¿ÁREA DE RR.HH.?: ÁREA PLEASE & THANKS

Es verdad que el papel (o pantalla) lo aguanta todo, pero no es menos cierto que las palabras tienen poder de conformar la realidad y desde luego casi siempre dicen mucho más que su estricto significado semántico.

En los últimos tiempos se habla y escribe a menudo sobre la oportunidad (necesidad, incluso) de cambiar el tradicional nombre del área de dirección de personas, el departamento de recursos humanos (RRHH). Yo soy uno de los que hace tiempo he renegado de esa denominación, precisamente por el componente deshumanizador del recurso. En no pocas empresas se habla directamente de “recurso”, en vez de “persona”, a la hora de organizar, por ejemplo, las necesidades de un determinado proyecto, como si de ordenadores portátiles, toros mecánicos o lapiceros se tratara. Sigue leyendo

MANAGEMENT GASTRONÓMICO: LA EMPRESA DECONSTRUIDA

arquitectura deconstructivaSi bien el término tiene origen en la filosofía (Derrida), aplicándose también en la arquitectura (Frank Gehry, entre otros) ha sido el genial Ferrán Adriá quien lo ha puesto de moda en todo el mundo, aplicado como revolucionaria innovación en el ámbito culinario.

Partiendo de un plato que ya forma parte de la cultura autóctona, la técnica de la deconstrucción pretende lograr nuevas sensaciones, nuevos resultados, descomponiendo (“desconstruyendo”) primero la receta en sus partes, en sus ingredientes, y tratando luego cada uno de ellos de manera independiente, con nuevas técnicas, consiguiendo un resultado diferente que, sin embargo, permite reconocer perfectamente el sabor del plato original, pero con nuevas aportaciones, nuevas texturas, temperaturas, en definitiva, una experiencia completa para todos los sentidos (y no sólo, como antes, para el del gusto). O sea, que valiéndose de ingredientes que ya se conocen, y tratándolos por separado y de manera diferente, conseguir mejorar el resultado de la unión de todos ellos, logrando algo que satisface más en todos los sentidos.

Sigue leyendo