Valorar la JMJ 2011

A pesar de que es algo que ocurre de manera habitual, me cuesta entender el rechazo que ha supuesto para algunas personas la reciente visita del Papa Benedicto XVI a España, con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud 2011.

En el año 2000, su predecesor el Papa Juan Pablo II viajó a Tierra Santa donde le acompañaron también miles de jóvenes peregrinos de todo el mundo. El encuentro, sin ser tan numeroso como el de este fin de semana en Madrid, supuso para las autoridades locales una avalancha de jóvenes a la que no estaban acostumbrados. Al finalizar todo, el Ministerio de Interior israelí (que no se por qué, intuyo no debe ser muy dado a los halagos) felicitó, sorprendido, a los organizadores católicos porque no habían tenido un sólo problema de orden público con semejante número de jóvenes juntos; sencillamente no daban crédito. Sigue leyendo

Anuncios

Liderar con valores

En algunas empresas hay líderes que no ejercen posiciones directivas, y sin embargo influyen y arrastran a otras personas, de muy diversas maneras; por el contrario, en bastantes compañías hay directivos que no tienen carisma de líderes, a pesar de ser, seguramente, muy buenos profesionales desde el punto de vista técnico. Ambas circunstancias son prueba de que no es lo mismo liderar que mandar o que tener poder.

Creo que es mucho más valioso (genera más valor) tener influencia que tender poder: este depende normalmente de la capacidad de coherción (del tipo que sea) que se pueda desarrollar sobre otras personas; la influencia te la dan, precisamente, las personas sobre las que se influye… tantas veces sin que uno mismo se de cuenta de ello.

Sigue leyendo