LA PREGUNTA

PreguntasEstoy plenamente de acuerdo con aquella máxima según la cual no es tan importante encontrar las respuestas correctas como formular las preguntas adecuadas. Y en este tiempo de sobrevaloración de según cuáles, yo debo ser bastante bicho raro, pues me parece que hay muchas preguntas a las que verdaderamente sí merece la pena prestar atención. Se me ocurren algunas, solo a título de ejemplo: Sigue leyendo

FAITHFUL MANAGEMENT

¿Puede tener algo que ver la Fe con la actividad empresarial, o con liderar y dirigir personas?. No me refiero a la fe de los libros de autoayuda (seguridad en uno mismo, autoconfianza, optimismo, etc.) sino a la Fe en Dios, manifestado en su hijo Jesucristo.caminando_sobre_el_agua

Es posible que más de un lector, llegado a este punto, ya haya desconectado, pero si has seguido leyendo te quiero tranquilizar en el sentido de que no pretende ser este post una catequesis ni un intento de hacer proselitismo. Los que me han leído anteriormente pueden hacerse una idea de cómo pienso, pero este blog pretende tener relación con el mundo de la empresa y los RR.HH., por tanto ahora no voy a hacer una excepción yéndome por otros derroteros. Sigue leyendo

¿ÁREA DE RR.HH.?: ÁREA PLEASE & THANKS

Es verdad que el papel (o pantalla) lo aguanta todo, pero no es menos cierto que las palabras tienen poder de conformar la realidad y desde luego casi siempre dicen mucho más que su estricto significado semántico.

En los últimos tiempos se habla y escribe a menudo sobre la oportunidad (necesidad, incluso) de cambiar el tradicional nombre del área de dirección de personas, el departamento de recursos humanos (RRHH). Yo soy uno de los que hace tiempo he renegado de esa denominación, precisamente por el componente deshumanizador del recurso. En no pocas empresas se habla directamente de “recurso”, en vez de “persona”, a la hora de organizar, por ejemplo, las necesidades de un determinado proyecto, como si de ordenadores portátiles, toros mecánicos o lapiceros se tratara. Sigue leyendo