RSC: ¿MARKETING DEL “BUENISMO”?

Hoy en día casi nadie duda que las empresas tienen responsabilidad social, dado que son un elemento más de la colectividad de la que forman parte.

aportaPero, ¿cuál es esa responsabilidad social de las empresas?. Desde mi punto de vista, dos aspectos definen lo que debería y lo que no debería ser RSC, y vienen determinados por la propia esencia de lo que es una empresa (o de sus fines): una organización humana que, mediante la fabricación o prestación de unos determinados bienes o servicios (que aportan valor a sus clientes), genera riqueza para las personas y entidades que la componen o se relacionan con ella: propietarios, empleados, proveedores, Hacienda, Seguridad Social y otras administraciones públicas; y, a través de estas, para toda la sociedad. Sigue leyendo

¿JUNTOS O SEPARADOS?

Con este post no es que rompa mi paréntesis bloguero; simplemente, me ha salido más o menos de corrido, y he pensado publicarlo.

El título del post aglutina y sirve para tres cuestiones que tengo estos días en mente, aparentemente inconexas, pero que si te fijas sí tienen mucho que ver.

Sigue leyendo

FELICIDAD, RETRIBUCIÓN e INTELIGENCIA COLECTIVA

¿Es malo el dinero?.

Pues lo es tanto como un martillo, con el que se puede clavar una alcayata para colgar un Van Gogh pero también se puede matar de un golpe a una persona. El dinero es una herramienta y como tal es neutro, todo depende de cómo se utilice. Lo que sí es malo es el afán de dinero, la avaricia; de eso lamentablemente como sociedad nos estamos dando meridiana cuenta durante esta terrible crisis que nos atenaza (como individuos ya deberíamos saberlo desde pequeños, pero quizás haya sido justamente ese el problema).

En este post pretendo hacer una propuesta sobre la posibilidad de unir términos que aparentemente tienen poco que ver, como la retribución, la felicidad y la inteligencia colectiva en las organizaciones. Sigue leyendo

PROCESO DE SELECCIÓN CON VALOR…ES

Decía hace un par de meses José Miguel Bolivar en su blog que “la selección es una de las funciones de Recursos Humanos peor entendidas y, en consecuencia, peor tratadas. Por lo general, se infraestima la importancia estratégica que la selección tiene, o debería tener”.

Sin negar la mayor, ni lo contrario, a pesar de no dedicarme a esa actividad veo cómo efectivamente el proceso de selección en la empresa debe cumplir una función absolutamente estratégica en la compañía. Pensará, quizás, el lector que me refiero a la necesidad de captar talento; la verdad es que en este aspecto me muevo entre el reconocimiento de la diferencia que marcan las personas con talento (del tipo que sea, pues los hay diversos) y la necesidad de valorar también a la mayoritaria base de empleados “normales”, que al final son los que sustentan y sacan adelante la actividad diaria de las empresas.   Sigue leyendo