LA PREGUNTA

PreguntasEstoy plenamente de acuerdo con aquella máxima según la cual no es tan importante encontrar las respuestas correctas como formular las preguntas adecuadas. Y en este tiempo de sobrevaloración de según cuáles, yo debo ser bastante bicho raro, pues me parece que hay muchas preguntas a las que verdaderamente sí merece la pena prestar atención. Se me ocurren algunas, solo a título de ejemplo: Sigue leyendo

¿JUNTOS O SEPARADOS?

Con este post no es que rompa mi paréntesis bloguero; simplemente, me ha salido más o menos de corrido, y he pensado publicarlo.

El título del post aglutina y sirve para tres cuestiones que tengo estos días en mente, aparentemente inconexas, pero que si te fijas sí tienen mucho que ver.

Sigue leyendo

NECESITAMOS CAPITANES INTRÉPIDOS

Hace algunas semanas que no publico porque he tenido la inmensa fortuna de pasar unos días de vacaciones con mi familia en Ibiza. El viaje lo hicimos por mar, para poder llevar el coche. En las monótonas horas de navegación recordaba que la imagen del barco siempre me ha parecido una metáfora excelente de la vida empresarial: un grupo de personas que, en equipo, con un líder claro, siguen el rumbo marcado con el fin de llegar al puerto establecido para la singladura.

Y pensaba, en concreto, en la figura del líder del barco, el capitán. Es una especie de señor omnipotente (los romanos lo llamaban “magister navis”, y los ingleses “master under god”), que no sólo tiene poder sobre todo aquello que hace referencia al viaje, la nave, tripulación, pasajeros y/o carga. Tiene incluso potestades que normalmente pertenecen a otros ámbitos: en el civil, celebrar matrimonios, p. ej.; en cuanto a seguridad pública, tienen carácter de autoridad; y también, llegado el caso, se le considera fedatario público. En resumen, un amplio abanico de poder y mando.

Sigue leyendo

¿Quién puede tirar la primera piedra?

Ernst & Young ha realizado un estudio (European Fraud Survey 2011) en 22 países europeos, entre dirigentes de unas 2.200 grandes compañías; el 20% de ellos (30% en España) dijo estar conforme con sobornar a clientes para superar la recesión y mantenerse en el mercado. La mitad de todos los ejecutivos encuestados dijo que uno o más comportamientos empresariales contrarios a la ética son aceptables. David Stulb, experto en investigación de fraudes de Ernst & Young, dice que el numero de consultados que apoyan este tipo de comportamientos es alarmantemente elevado, y que aumenta en los períodos de recesión. En España, el 82,5% de los empleados piensa que las empresas utilizan “atajos” para lograr sus objetivos.

Sigue leyendo

¿RECURSOS o HUMANOS? ¿OVEJAS o TIGRES?

Una antigua narración sufí cuenta la historia de un tigre que vivía entre las ovejas, pensando que era una de ellas. Su madre tigresa se puso de parto, justo después de atacar un rebaño de ovejas, y comerse una de ellas. Una vez saciada, las demás ovejas se fueron acercando, pues los depredadores no son peligrosos cuando se acaban de alimentar. En ese momento, por el esfuerzo de la caza, tuvo al cachorro, con la desgracia de que la madre murió. El tigrecito recién nacido se encontró rodeado de ovejas, huérfano, y pensó que él era una más de esas ovejas, y así fue adoptado por el rebaño, viviendo como una más, pastando hierba y balando como el resto.

Sigue leyendo

Liderar con valores

En algunas empresas hay líderes que no ejercen posiciones directivas, y sin embargo influyen y arrastran a otras personas, de muy diversas maneras; por el contrario, en bastantes compañías hay directivos que no tienen carisma de líderes, a pesar de ser, seguramente, muy buenos profesionales desde el punto de vista técnico. Ambas circunstancias son prueba de que no es lo mismo liderar que mandar o que tener poder.

Creo que es mucho más valioso (genera más valor) tener influencia que tender poder: este depende normalmente de la capacidad de coherción (del tipo que sea) que se pueda desarrollar sobre otras personas; la influencia te la dan, precisamente, las personas sobre las que se influye… tantas veces sin que uno mismo se de cuenta de ello.

Sigue leyendo