LA PREGUNTA

PreguntasEstoy plenamente de acuerdo con aquella máxima según la cual no es tan importante encontrar las respuestas correctas como formular las preguntas adecuadas. Y en este tiempo de sobrevaloración de según cuáles, yo debo ser bastante bicho raro, pues me parece que hay muchas preguntas a las que verdaderamente sí merece la pena prestar atención. Se me ocurren algunas, solo a título de ejemplo:

¿Bailas?

Papá, ¿cuánto falta?

¿Por qué no se puede viajar más rápido que la velocidad de la luz?

¿Y qué es la verdad?

¿Me quieres?

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

¿Ser o no ser?

¿Hay algo después de la muerte?

¿Quién teme a Virginia Wolf?

¿Con un beso me traicionas?

¿Qué pie puso primero Neil Amstrong sobre la Luna?

¿Los Reyes son los padres? (los Magos, se entiende)

¿Tendremos bonus este año?

¿Qué cenamos hoy?

¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?

¿Cómo que viene tu madre este fin de semana?

¿Me queda bien?

¿Hay vida inteligente en otros planetas?

Do you think I’m sexy?

¿Cómo se lavan los peces?

¿Hay vida inteligente en este planeta?

¿Muslo o pechuga?

¿Conoces a Joe Black?

¿Estudias o trabajas?

¿Te quieres casar conmigo?

¿Quién estaba detrás de la muerte de J.F.K.?

¿Solo o con leche?

¿Por qué las chicas van de dos en dos al baño?

¿Qué pasaría si hoy no fuese a trabajar?

¿Quién engañó a Roger Rabbit?

¿Me haces un masaje en los pieeeeeeees?

¿Preguntar es ofender?

¿Dónde vas con mantón de Manila?

¿En qué puedo ayudarte?

¿Se puede mojar una galleta en leche caliente sin que se rompa?

Who am I?

¿A qué hora puedo volver esta noche?

Quo vadis?

¿Temmmeeeees a la mueeeeeerrrrrr.te?

¿Por qué no te quedas un ratito más?

¿Dónde estaba usted la noche del homicidio?

Hoy deep is your love?

¿Para qué vives?

Evidentemente hay muchas más, y mejores. Porque no pensemos que esto de las preguntas es algo nuevo; en el año 63 a.C. Cicerón ya tuvo que preguntar:

Quosque tandem abutere, Catilina, patientia nostra? O sea, para los de la LOGSE: ¿hasta cuándo, Catilina, vas a abusar de nuestra paciencia?.

Sentencia que, quizás con algún retoque, el bueno de Marco Tulio podría, en estos tiempos, repetir con tanta desesperanza como hastío.

Por cierto, la última: ¿alguna pregunta más?.

O sea, que si tienes alguna pregunta a la que realmente merece la pena que le prestemos atención, por favor, compártela con todos. Podríamos hacer un premio (solo honorífico, por supuesto) al mejor preguntador; a ver si entre todos conseguimos que suba el nivel, ni que sea una mijita.

Anuncios

23 thoughts on “LA PREGUNTA

  1. Hola Víctor,
    Como hace mucho que no contribuyo ahí van un par

    ¿qué quieres ser cuando seas mayor?
    ¿a qué hora os esperamos?
    ¿por qué tengo que estudiar?
    ¿que te importa de verdad?
    ¿Por qué NO?
    ¿Lo intentamos? o mejor, ¿Lo hacemos?
    ¿Y si….? (rellenar a gusto de cada uno)

    • Hola Susana:

      Me alegra contar con tus propuestas; por lo abierta y sugerente, me apunto especialmente la última pues admite casi cualquier cosa ¿y si…?

      Un cordial saludo y espero seguir contando con tus comentarios.

    • Gracias, Javier, por tu propuesta; me encanta. ¿Sabes que estuve a punto de incluirla en el post? lo que ocurre es que no estaba totalmente seguro de si la frase era realmente una pregunta o una afirmación interrogativa, que para el caso…
      Lo que está claro es que, al final, las campanas siempre terminan doblando por uno. Conviene no perder de vista esa realidad.

      Un saludo.

  2. Hola Victor, como me he reido leyendo las preguntas y que verdad tiene todo lo que comentas.
    Yo soy de las que aun esta en esea edad en que se pregunta Y POR QUE???.
    Te lanzo algunas:
    ¿Carne o pescado?
    ¿playa o montaña?
    ¿mama por que nadie sonrie?

    ¿playa o montaña?
    ¿mama por que nadie sonrie?

    ¿playa o montaña?
    ¿mama por que nadie sonrie?
    ¿

    • Hola Yolanda:
      Me extrañaba que nadie dejase la pregunta por excelencia de la temporada pasada: “¿por qué?, ¿por qué?” je, je.
      La que me parece trágica es la de “mamá, ¿por qué nadie sonríe?”; espero que no sea una experiencia personal, pero la verdad es que nos hace mucha falta sonreír y reírnos mucho más. Y no podemos echar la culpa de ello a las circunstancias: cómo vivirlas es una decisión personal.

      Un abrazo y feliz Navidad

    • Sergi:
      Por lo que a mi respecta, y a falta de nuevas propuestas, para mi te llevas el premio (y lo siento por Montse, que estaba muy motivada para la victoria).
      Pensaba dividir en preguntas “trascendentes” y otras que no; y aparentemente la tuya iría al segundo grupo, pero si se piensa bien encierra mucha miga: ¿qué dice ese enfado, materializado en el recurrente bocinazo, de la vida de ese conductor? ¿cabreo, frustación, simplemente que llega tarde?.
      Lo dicho, una pregunta campeona.
      Gracias Sergi.

  3. Hola:

    A ver si gano….jajaja

    a ver si gano jajaja:

    ¿la realidad la contruye el discurso?
    ¿crees que existe el fracaso o simplemente son resultados distintos a los previstos?
    ¿existe el destino?
    ¿caul la palabra más hermosa para llegar a una persona en un par de segundo?

    ¿ Qué canción definiría tu vida?
    ¿Crees que cada dia vives o sobrevives?
    ¿Por qué es tan fácil desmotivar?
    ¿La realidad la construye el discurso?
    ¿eres lo que querías ser de pequeño?
    ¿tu vida actual es la que esperabas?
    ¿exite el fracaso o simplemente los resultados son distintos a los previstos?
    ¿

    • Hola Montse:

      Esa es la actitud, sí señora; siempre a por todas. Bueno, aunque tus propuestas son altamente meritorias y se nota que muy meditadas. Aunque, como he dicho en un comentario anterior, para mi la triunfadora es la del claxon de Sergi tengo que decirte que en mi ranking personal le ha seguido muy, muy de cerca tu pregunta sobre la canción de definiría tu propia vida. Es muy sugerente, ya sabes que me encanta la música y me parece un ejercicio precioso: de hecho voy a pensar cuál sería en mi caso. Aunque seguramente intuyo que solo con una canción no tendré suficiente. Más bien cualquier persona necesitará muchas, muchas canciones, según los momentos y estados de ánimo. Al final la vida es una sinfonía que a momentos va en plan andante”, otros “adagio” y otros “presto con tutti”.

      Espero que no me tengas en cuenta el segundo puesto, que estamos en Navidad.

      Saludos

  4. ¿Por qué nos dijeron que debíamos ser hombres de provecho si lo que querían era planificar aprovecharse de nosotros?

    ¿Por qué gastamos tantos recursos en averiguar si existe vida inteligente en otros mundos pero nos gastamos tanto dinero en convertir en estúpidos a los de este?

    ¿Por qué mandamos dinero a ONG que operan en otros países y arrugamos la nariz ante el tercer mundo que vive junto a nosotros, en España?

    ¿Por qué en un Fast Food aceptamos pagar antes de comer, hacer cola, comer sin cubiertos, llevar la bandeja al cubo de la basura y en un restaurante nos escandaliza que el camarero haya olvidado un tenedor?

    ¿Por qué aceptamos que los partidos políticos incumplan sus programas si según nuestras Leyes una promesa es un tipo más de contrato?

    ¿Por qué nos cuesta tanto aceptar como positivo lo diferente si todo cuanto ha mejorado la vida del ser humano desde la invención del fuego ha procedido de quien hizo algo diferente del resto?

    • Hola Juan Carlos, me alegra mucho tenerte por el blog, y te agradezco que dejes tu apunte.

      Veo que tu aportación tiene un punto de mosqueo, más que merecido, con ciertas actitudes que, en muchos casos desarrollan las personas con poder, y en otros cualquiera de nosotros, que tantas veces resultamos incongruentes y absurdos. Tienes toda la razón.

      Pero no se si será porque la Navidad es un momento especialmente feliz, si se vive en su esencia, pero te invito y me invito a quedarnos con preguntas que nos permitan encontrar las cosas buenas que suceden a nuestro alrededor. Por ejemplo: ¿por qué una persona puede dejar su cómoda vida occidental para ir a vivir junto a gente que no tiene nada? ¿por qué un niño quiere adoptar un perro desvalido? ¿por qué, incluso los descreídos, experimentan en estas fechas que se necesita un aumento de la caridad?.

      En fin, que no te quito la razón, pero hoy estoy por quedarme con las cosas positivas; y sobre todo no dar ni un minuto de atención a todos aquellos que, por el afán de poder y de dinero, intentan manipular la realidad en su provecho. Precisamente ese era en parte el motivo detonante de mi post.

      Muchas gracias por pasarte por aquí. Espero seguir contando con tus comentarios y brillantes ideas.

      Saludos.

  5. Hola Víctor, yo soy de los que creo que todas las preguntas son importantes y a todas hay que prestarles mucha atención, pero para no ponernos excesivamente triviales: Pepsi o Coca Cola? Apple o Android? Abeja Maya o David el Gnomo? Bioritmo diurno o nocturno? Rollings o Beatles? (yo soy de Bruce) Messi o … no aquí no hay opción.

    • Carles:

      Es gracioso observar cómo las preguntas que nos planteamos pueden definirnos cosas tan concretas como la edad, sin ir más lejos, como es el caso de la de los dibujos animados (no has preguntado por Bob Esponja, sin ir más lejos).

      Personalmente puedo contestar de manera tajante a todas tus preguntas, porque para mi tienen una respuesta muy clara, que es la mía, no la correcta. Son preguntas donde todas las respuestas son correctas; claro, hasta el momento que nos topamos con el fútbol, pregunta que indica lo despistado que puedes llegar a estar, je, je.

      Por cierto, la pregunta musical puede llegar a ser ofensiva, a no ser que lo que quieras hacer sea un concurso de longevidad. Bueno, pero admito que para gustos los colores, aunque resulte difícil comparar a unos genios con unos abueletes con mucha marcha. Dicho sea con todo el respeto que se merecen los abuelos… vaaaaale, y los Rollings.

      Un abrazo, Carles.

    • Jose Luis, muchas gracias por tu contribución.

      Lo de “¿cuantos cumples?” hay que tener cuidado a según quién se le pregunta, si no se quiere crear una situación embarazosa, je, je.

      La que me gusta mucho es el ya famoso “¿por qué no te callas?”; una auténtica pregunta regia, para achantarle la boca al más pintado, que más de una vez sería necesario.

      Gracias y un abrazo.

  6. Hola Víctor,
    Sólo escribo para decir que me ha encantado tu artículo y todo lo que ha inspirado de contribuciones. No pretendo ganar por añadir preguntas… de hecho me han gustado muchas, Por ej. las de Carlos Lluch volvieron a ser originales y buenas. En fin, cada cual con su estilo ha dejado su huella. Yo añadiría dos que recomiendo se tomen con humor: ¿porqué yo? y ¿crees en la buena o la mala suerte?
    Feliz año 2014 que por mi parte afirmo que tendré buena, o mejor… muy buena suerte! ;o) y te deseo lo mismo así como a tus lectores!
    Adela

    • Hola Adela, gracias por seguir leyendo el blog, y por tu comentario.

      Es muy interesante, y muy profunda, la primera pregunta que planteas: “¿por qué yo?”. Me atrevería a decir que deben ser pocas las personas que en algún momento de su vida no se la hayan formulado. Y yo me atrevo a repreguntar: “¿y por qué no?”.

      Decía Job que “si aceptamos de Dios las cosas buenas (y lo solemos hacer sin el menor problema, y tantas veces sin agradecimiento; este paréntesis lo pongo yo, no Job), ¿no vamos a aceptar también las malas?”. Creo que poca gente se plantea por qué ha tenido la suerte (retomando la segunda pregunta) de nacer con un coeficiente intelectual que le permite estudiar, y por el contrario no ha nacido con una discapacidad psíquica severa. Nadie hemos tenido mérito ninguno para una cosa u otra. Pero creo que raramente nadie se pregunta “¿por qué he nacido así, sin demasiados problemas graves, con una familia, en occidente, comiendo tres veces cada día y con salud?”. Sin embargo, cuando en nuestra vida normal ocurre algo que no nos gusta, sobre todo si es importante, si que nos viene con bastante facilidad esa pregunta que planteas: ¿por qué yo?. Cuanto menos esta diferencia, que parece contradecir a Job, resulta curiosa.

      Saludos y que tengas un gran año, con todo lo que necesites para ser feliz.

  7. Esta pregunta no es mía, pero me encanta y creo que es apropiada para estas fechas:

    ¿Me das 100 gramos de ternura?
    Eso es lo que una amiga francesa de Albert Espinosa que no acababa de dominar bien el castellano le dijo a su carnicero.
    El lapsus me parece simplemente genial ya que solo pretendía pedirle “100 gramos de ternera” (no de ternura)
    Pero la contestación del carnicero mereció la pena: «Si tuviera ternura, le daría un kilo y medio»

    • Edita, sencillamente genial lo de la “ternura bovina”.
      Y mejor aun el piropo del carnicero.
      Muchas gracias por compartirlo.
      Ojalá no hiciese falta preguntarlo o pedirlo (“¿me das un poco de ternura?”) porque fuesemos todos sobrados de ella.
      Para ti, un tierno abrazo.

    • Gracias por tu aportación, Montse.
      La verdad es que es una pregunta muy sugerente, porque habla de esas cosas que pocas personas advierten. Esas pequeñas cosas que para la mayoría de la gente pasan desapercibidas, pero que algunos afortunados tienen la dicha de disfrutar en su sencillez.

      Pero también tengo que decir que, vista desde otro punto de vista, la pregunta me ha dejado un poco preocupado: ¿te refieres a este blog al preguntar quién se ha fijado en “esto”?. En fin, espero que cada vez, con vuestra ayuda, se percate más gente 🙂

      Gracias por fijarte.

Tus ideas y comentarios serán de gran ayuda; te animo a compartirlos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s