UNA CUESTIÓN DE COMPROMISO

En estas fechas veraniegas muchos colegas blogueros se despiden temporalmente de sus lectores hasta que pase la canícula.

Por otro lado, en estos últimos tiempos, uno de los términos dentro del mundo de los RR.HH. más en boga es el del compromiso; la importancia de esta cuestión es enorme, y más en esta época que, o tiramos todos juntos del carro o poco podremos lograr como sociedad.

En varias ocasiones he escrito en este blog sobre la imperiosa necesidad de  que, desde el punto de vista de los valores, los líderes, los directivos (términos, por desgracia, no siempre sinónimos) actúen predicando con el ejemplo.

Yo quiero aplicarme ese cuento a mi el primero. Y digo esto porque, en mi caso, la despedida del post coincidiendo con las vacaciones de verano va a ser más larga en duración. Ciertamente hoy no se cuánto más larga; así que de una duración, digamos de momento, indeterminada. Si bien espero que no definitiva.

La razón de ello estriba en que en el pasado mes de julio me propusieron en mi empresa asumir nuevas responsabilidades, en parte en nuevas áreas de trabajo, que oficialmente empezaré a gestionar desde septiembre (digo oficialmente porque en la práctica ya estoy en ello). En primer lugar, estoy agradecido porque se haya pensado en mi y sobre todo, de ahí el título, comprometido con el asunto. Y ese compromiso hace que el nivel de dedicación, o de intensidad de la misma, vaya a tener que ser muy alto (más de lo ya habitual) en los próximos tiempos.

Pero también hay un compromiso vital, aun más importante, que es el de mi familia. Y quiero hacer lo posible para que no se vea afectada negativamente por la novedad.

Ambas cuestiones me han llevado a comprender que, o dejo al menos temporalmente (que puede ser una temporada larga) el blog, o se resentirán esos aspectos con los que estoy más comprometido; o bien se verá negativamente afectada mi salud, por falta de sueño, más que nada.

Cuando empecé con el blog una de las cosas que tenía clara es que quería disfrutar haciéndolo; pensaba que eso ocurriria al preparar y escribir los artículos, pero he descubierto que lo mejor ha sido el contacto que se ha ido creando con todos los que habéis tenido la amabilidad y generosidad de leerlo; los comentarios, los cordiales debates, las palabras de aliento que me habéis transmitido, y sobre todo el contacto directo (“epistolar” o incluso personal) que ha nacido con alguno de vosotros.

Por tanto, en esta nueva etapa que se abre profesionalmente para mi, en la que, entre otras cosas, voy a tener que empezar a aprender cosas nuevas (qué gozada y qué suerte), veo que si siguiera con el blog no lo iba a poder disfrutar del mismo modo, y seguramente se convertiría en algo estresante. Así que por respeto a mi mismo (a mis planteamientos y objetivos con el blog) y sobre todo por el compromiso también que he adquirido yo solo con los que lo leeis, creo que no debo seguir con él sin tener tiempo para preparar los artículos como hasta ahora he intentado hacerlo.

En fin, creedme que con tristeza por tener que aparcarlo, pero lógicamente ilusionado con el nuevo reto que empieza para mi, me despido sobre todo con un sentimiento, y es el de agradecimiento; podéis creerme que ya me ha parecido milagroso que algunos miles de personas se hayan parado a leer estos artículos, y unos cuantos además hayan contribuído a mejorarlos con sus opiniones y comentarios. Así que lo que me sale deciros, por encima de todo es GRACIAS, y como la despedida tiene intención de temporalidad, me despido simplemente deseandoos a todos unas buenas y reparadoras vacaciones.

Así que… ¡¡hasta la próxima… si no nos vemos antes!!.

Anuncios

9 thoughts on “UNA CUESTIÓN DE COMPROMISO

  1. Mucha suerte con el nuevo proyecto. Espero poder volver a verte por aquí cuando el tema esté más asentado. Un saludo!

  2. Hola.
    Desde mi lugar de vacaciones, málaga, te deseo lo mejor en tu nuevo reto.

    Creo que es una gran pérdida para el predicamento humanista, diría cristiano, perder a alguien que aporta su visión en c
    Valores cómo una lección diaria de civismo y saber hacer.

    Tu organización ha tomado una decisión acertada, puesto que ha tomado el rumbo de las personas cómo entre de su gestión y una buena prueba de ello es lea confianza que ha depositado en ti

    He tenido la suerte de conocerte personalmente aunque de manera fugaz aquel día de congreso en madrid

    Mis obligaciones me impidieron conocer mejor ala persona que está detrás de este magnífico discurso.

    Me disculpo por ello.

    Has sido un refuerzo una inspiración para
    Sinceramente pienso que es una gran pérdida
    para todos.
    Has puesto algo de luz con palabras a lo que otros, torpemente, intentamos transmitir.

    Gracias por todo
    Mucha suerte
    Mucho aprendizaje
    Y no lo olvides nunca, las personas y

    • Y los valores deben ser tu eje de gestión.

      Escribir desde el teléfono es complicado.

      Disculpa mis faltas y ausencias de letras, manejar el dedo en estos teclados es complicado.

      Suerte

      Si quieres contarnos tu experiencia aunque sea de forma puntual no dudes que estaremos aquí para leerte.

      Un saludo

      Jesús garcía mingorance

  3. Te deseo todos los éxitos que te mereces, que son muchos. Que los directivos de tu organización te hayan brindado más oportunidades profesionales dice mucho de ellos y de tu organización. Estoy segura de que también en la nueva posición te mostrarás riguroso, responsable, cálido y comprometido como acostumbras.
    Seguiré teniendo tu blog en favoritos para cuando decidas relanzarlo.
    Un abrazo

    Edita Olaizola

  4. Víctor, me alegra haber encontrado tu blog, aunque haya sido un poco tarde.
    He disfrutado y aprendido mucho en los mini debates el los que he podido participar.
    Creo que el dúo trabajo familia es la primera prioridad y que tú decisión es la correcta.
    Suerte y hasta pronto.
    Paco

  5. Estimado Víctor, voy a extrañar tus tan oportunas e interesantes aportaciones en tu blog con miga para reflexionar y profundizar en debates; aunque en mi caso más fuera del blog que dentro. Pero cumpliendo con el protocolo también te felicito por el motivo que te aleja de momento. Espero sea temporal… y que las experiencias de tu nueva cotidianeidad te lleven a otras aportaciones por cortas que sean pero seguro que concisas. O si no, me veré obligada a utilizar Twitter… ja ja. Que de momento me resisto porque la avalancha de información por todas partes ya es demasiada, por muy interesante que sea. En cambio no me perdía lo tuyo.
    Animo Víctor y ojalá puedas poner en práctica tu filosofía de los Recursos Humanos en la empresa.
    Un abrazo, Adela Bielsa

  6. Bueno como te vere en persona y hace mucho tiempo que conozco tus discursos y me ayudan mucho…pues ya hablaremos. Un abrazo

Tus ideas y comentarios serán de gran ayuda; te animo a compartirlos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s