¡Qué bello es vivir! (II)

Acerca de la confianza en las personas, decíannos ayer:

  • Generalmente ganamos la confianza de aquellos en quienes ponemos la nuestra (Tito Livio, historiador romano)

  • La puerta mejor cerrada es aquella que puede dejarse abierta (proverbio chino)      

  • Confiar en todos es insensato; pero no confiar en nadie es neurótica torpeza (Juvenal, poeta satírico romano)

  • Se puede confiar en las malas personas: no cambian jamás (William Faulkner, escritor estadounidense)

  • Confiamos demasiado en los sistemas y muy poco en los hombres (Benjamin Disraeli, político y escritor británico) 

  • El hombre que confía en los hombres cometerá menos equivocaciones que el que no confía en ellos (Cavour, político y estadista italiano) 

  •  No existe un signo más patente de debilidad que desconfiar instintivamente de todo y de todos (Arturo Graf, poeta italiano) 

  • No esperar nada de una persona, no tener confianza en ella, es matar radicalmente su futuro (Louis Evely, sacerdore y escritor francés)

Anuncios

One thought on “¡Qué bello es vivir! (II)

  1. La confianza es como tirarse de un coche descontrolado antes de que caiga por el acantilado.
    Puedes caer mal y hacerte daño, pero si no confías y no saltas, te estamparás un poco más tarde y mucho más abajo.

Tus ideas y comentarios serán de gran ayuda; te animo a compartirlos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s